El concepto de Inteligencia Artificial está más presente que nunca en nuestra sociedad. Hoy en día encontramos diferentes aplicaciones en diferentes ámbitos y como consecuencia encontramos nuevos retos.

Pero, ¿Cuál es la definición de Inteligencia Artificial? Hace tiempo abandonó el espectro de la ciencia ficción para colarse en nuestras vidas. Es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano. Una tecnología que todavía nos resulta lejana y misteriosa, pero que desde hace unos años está presente en nuestro día a día a todas horas.

Tipos de inteligencia artificial

  • Sistemas que piensan como humanos: automatizan actividades como la toma de decisiones, la resolución de problemas y el aprendizaje.
  • Sistemas que actúan como humanos: se trata de computadoras que realizan tareas de forma similar a como lo hacen las personas.
  • Sistemas que piensan racionalmente:intentan emular el pensamiento lógico racional de los humanos, es decir, se investiga cómo lograr que las máquinas puedan percibir, razonar y actuar en consecuencia.
  • Sistemas que actúan racionalmente:idealmente, son aquellos que tratan de imitar de manera racional el comportamiento humano.

IA en la construcción

El sector de la construcción ha experimentado grandes cambios durante la última década, claros ejemplos los encontramos gracias a la impresión 3D de estructuras, la incipiente robotización de los procesos y la optimización del reciclaje de materiales. Por su parte, la inteligencia artificial interviene en nuestras vidas cada vez en mayor medida y actualmente la encontramos en este sector.

Un reciente estudio de McKinsey titulado “Inteligencia artificial: la próxima frontera de la construcción”, analizaba la implantación actual de la IA en el sector así como su potencial desarrollo. Este análisis nos explica que la aplicación de la IA en la construcción sigue siendo muy pequeña aunque muestra un claro potencial de crecimiento debido a la aparición de startups que apuestan por esta tecnología. Las principales líneas de desarrollo serían las siguientes:

  • Optimizadores de calendario, capaces de analizar millones de alternativas en un tiempo muy reducido.
  • Análisis de imágenes y vídeos de las obras con el objetivo de identificar problemas de seguridad y conductas temerarias que resolver por medio de cursos de formación.
  • Plataformas de análisis mejoradas para recolectar datos procedentes de sensores, analizarlos y proporcionar soluciones en tiempo real, recortar costes, priorizar el mantenimiento preventivo y evitar períodos de inactividad por cuellos de botella o problemas de desorganización

Además algunas empresas están empezando a aplicar la ciencia de datos y los algoritmos para predecir situaciones de riesgo. Su objetivo consiste en minimizar la alta tasa de accidentes laborales que condena al sector y también aumentar su baja productividad. Los trabajadores de la construcción son cinco veces más propensos a sufrir un accidente laboral mortal que los empleados de cualquier otro sector. Para reducir esta cifra, nace un nuevo tipo de trabajador de la construcción, un científico de datos, que emplea la inteligencia artificial (IA) para predecir la probabilidad de que los operarios sufran lesiones para intervenir a tiempo.