Imagínate ir a un hotel en invierno y encontrarte que no disponen de calefacción. O que en pleno mes de agosto no tienes aire acondicionado. ¿Qué pensarías de un hotel si te encuentras con alguno de estos dos casos?

En un país como España, en el que el turismo se ha convertido en una fuente de riqueza imprescindible, el alojamiento turístico resulta de vital importancia. Los equipos de climatización se han ido convirtiendo en algo común en muchos de los hogares de España, e incluso en los vehículos. Aunque sigue abierto el debate entre quienes sostienen que son elementos de los que se puede prescindir y quienes defienden que se han convertido en una necesidad para muchos hogares.

Sin embargo, en el ámbito de los hoteles, este debate no existe, pues está completamente claro que la climatización de los establecimientos hoteleros es un elemento clave completamente imprescindible. Las ventajas de que un hotel esté climatizado son muy diversas, puesto que es un factor que incide en diferentes ámbitos.

Como ya es sabido, el sector hotelero va relacionado directamente con el turismo. De nada serviría contar con innumerables atractivos para los visitantes y uno de los mejores climas del mundo sin una oferta alojativa a la altura de las circunstancias. Afortunadamente, ese no es el caso, y los turistas que visitan España disponen de una planta hotelera más que suficiente y de calidad.

En los últimos años el número de turistas internacionales que recibimos en nuestro país se va incrementando, así como su gasto medio en destino, consolidándose un crecimiento de calidad y cantidad del mismo; esta situación se confirma al mantenerse el número total de plazas hoteleras, pero aumentar los hoteles de 4 y 5 estrellas, y disminuir los de menor categoría y hostales. Es por eso que el principal motivo que ha convertido en esencial tener un hotel con un buen equipo de climatización es el de la captación de clientes. Todos los potenciales clientes van a tener en cuenta la comodidad y la confortabilidad del hotel que están buscando, por lo que sería un aspecto muy negativo para la imagen del hotel que su cliente se encontrase en pleno verano con unas temperaturas elevadas también en el interior de su lugar de alojamiento.

Hay que tener presente otros tipos de ventajas, como es por ejemplo la salud.  Aunque pueda parecer extraño, lo cierto es que la climatización incide también en la salud de todos los usuarios de un hotel, tanto clientes como sus propios empleados.

Como se ha podido comprobar, la climatización en los establecimientos hoteleros no es un mero capricho, sino que actualmente se ha convertido en algo esencial para que el negocio salga adelante. En Autodesk, gracias al software que ofrecemos, hemos ayudado a construir grandes hoteles ofreciendo así un servicio de gran calidad.