Las ventajas de la impresión tridimensional nos proporcionan infinitas ventajas que, tiempo atrás, nunca habríamos imaginado. La tecnología 3D está marcando una revolución industrial, permitiendo que las personas y las empresas puedan crear sus propios objetos utilizables en el mundo real.

Al principio, esta tecnología era costosa y solo empresas podían tener acceso a ella. A día de hoy, con el desarrollo de las impresoras 3D de filamento domésticas y de código abierto, se pueden tener impresoras en casa por menos de 200 euros para crear nuestras propias piezas. Además, esta tecnología está captando la atención de muchos sectores por su utilidad en campos como la ingeniería, la joyería y muchos otros, cosechando mucho éxito entre ellos.

La tecnología 3D triunfa en campos muy diversos

Entre esos otros campos, encontramos los de la educación y la medicina. En el primero, permite tanto a docentes como a estudiantes crear conceptos innovadores que en el pasado eran imposibles de imaginar. Por otra parte, los estudiantes y futuros ingenieros, diseñadores, arquitectos y científicos tienen a su disposición una herramienta que les permite ver, tocar y analizar sus ideas en espacios reales con gran detalle y precisión.

En la medicina

¿Qué hay del sector de la sanidad? Gracias a las tecnologías 3D, se pueden fabricar órganos y partes del cuerpo humano personalizados. Este avance supone, en parte, la posibilidad de terminar con la escasez de órganos, convirtiendo en innecesaria la donación. Pero no solo eso, sino que también puede ir más allá al facilitar la impresión de productos complejos: desde implantes y prótesis dentales, hasta tejidos orgánicos.

Calavera en 3D

Otras ventajas

Esta tecnología tiene muchas más aplicaciones de las que llegamos a pensar. Para el mundo del diseño y la fabricación, ha favorecido una serie de fases:

  • Un prototipo de verdad: Una vez que has creado tu modelo 3D, lo puedes imprimir a escala y contemplarlo de una forma que no sería factible en 2D. ¡Imagina los avances en el mundo de la arquitectura! Puedes imprimir toda tu cuidad y mostrarla en unas pocas horas de diseño e impresión.
  • Contribución al medio ambiente: En la fabricación habitual se requiere una cantidad grande de materias primas, gran parte de las cuales acaban desechadas. En impresión tridimensional, se necesita menos materia prima, por lo que se genera una cantidad inferior de residuos. Contaminaremos mucho menos, ya que los productos no serán distribuidos por larga distancia. Se reduciría entonces la contaminación que genera el transporte, también.
  • Alivia el riesgo: La tecnología 3D puede eliminar riesgos, ya que los diseños se pueden verificar mediante la creación de un prototipo listo para la producción antes de seguir adelante con la creación final.

Si crees que tu negocio necesita la tecnología 3D para avanzar pero no sabes cómo gestionarlo, no dudes en consultar nuestros productos de Autodesk.