¿Qué es la impresión 3D?

La impresión 3D constituye un grupo de tecnologías de fabricación por adición. Se construye el objeto deseado capa a capa y de manera controlada con materiales específicos a partir de un diseño 3D hecho por ordenador previamente.

Las impresoras 3D permiten crear una variedad infinita de objetos. Los límites a la hora de diseñar los pone la creatividad de cada uno.

La impresión 3D en el área médica

La impresión 3D médica se considera un área emergente que tiene un grande potencial y avanzará de manera muy rápida en los próximos años.

El campo médico es uno de los más interesados en la tecnología 3D, ya que tiene la capacidad de crear soluciones adaptadas a cada paciente con total fiabilidad y rapidez. Existen casi 7,500 millones de morfologías diferentes a las cuales los médicos deben adaptarse. La flexibilidad del diseño 3D propone una nueva solución a la hora de de sustituir o ayudar a las estructura biológicas existentes de cada paciente.

Se calcula que el mercado de la impresión 3D médica alcanzará los $2,3 mil millones en 2020. Este crecimiento se explica por las oportunidades que plantea este tipo de tecnología hacia el área médica, la personalización de prótesis y estructuras biológicas ayuda a rebajar los índices de rechazo notablemente. Además, la impresión 3D permite generar estructuras específicas con un diseño complejo y a un costo menor.

Actualmente, ya usamos la impresión 3D para fabricar prótesis, implantes y tejidos para usos ortopédicos, dentales, craneales y maxilofaciales. Estados Unidos y Europa lideran la aplicación de estas herramientas, aunque existen regulaciones restrictivas y limitaciones de los materiales disponibles.

El avance de las prótesis personalizadas

Las prótesis impresas en 3D se han incorporado con gran facilidad en el mercado prostético. Esta aparición se ha dado gracias a las grandes ventajas que comportan respecto a las prótesis tradicionales. Las prótesis 3D aportan al paciente una gran movilidad gracias al uso de materiales resistentes y ligeros, que permiten soportar peso y golpes sin perder manejabilidad.

Además, con la impresión 3D se pueden diseñar prótesis adaptadas a las necesidades específicas de cada paciente y a un coste entre tres y cuatro veces menor que las convencionales.

El caso de Alex Pring

Uno de los primeros casos de éxito de estas prótesis es el de Alex Pring.

Alex Pring, un niño estadounidense de 6 años, nació con un defecto de nacimiento que le dejó sin brazo. Sus padres no podían permitirse los 40.000 dólares que cuesta aproximadamente una prótesis de este tipo.

Esta situación llevó a sus padres a pedir ayuda en e-Nable, una comunidad online sin ánimo de lucro que colabora para mejorar prótesis de manos utilizando impresoras 3D.

A través de esta plataforma conoció a Albert Manero, estudiante de ingeniería aeroespacial en la Universidad de Florida. Albert decidió ayudarle y desarrolló un brazo prostético con una tecnología que permite sentir los movimientos en el bíceps de Alex, consiguiendo que pueda mover los dedos y agarrar objetos. Además su batería tiene potencia para durar todo un día sin tener que recargarla.

La mayor ventaja de esta prótesis no solo reside en el precio, que es de $350, sino en que cuando el brazo se le queda pequeño o necesita alguna mejora puede imprimir más piezas, e incluso cambiar toda la mano por unos 20$ y el antebrazo por unos 50$.

Además, Albert Manero y sus compañeros decidieron subir los planos de la prótesis a webs como e-Nable para que otros niños puedan descargárselos y utilizarlos.

El futuro de la impresión 3D en España

El principal reto al que se enfrenta la impresión 3D en España es la demanda de profesionales y la implantación de esta tecnología sanitaria en las universidades.

Aun queda mucho camino por recorrer, es necesaria una mayor inversión y una formación para los profesionales sanitarios. Pero un primer paso para esta mejora lo dio el Partido Popular cuando presentó en el Congreso de los Diputados en diciembre de 2017 una Proposición No de Ley para Impulsar la impresión 3D en el sector sanitario en España.

En los últimos Presupuestos Generales del Estado aumentó la partida de Sanidad en un 3,6% respecto al año anterior, por lo que es importante que se destine una partida de estos recursos al I+D+i.

La impresión 3D en sanidad es eficiente y genera valor añadido. Una buena implantación supondría una mejora en la atención sanitaria, un ahorro de costes y de duración en operaciones largas y una objetivización de las intervenciones quirúrgicas. En definitiva, supondría un paso más hacia la medicina personalizada.

Desde Autodesk queremos ayudar al avance tecnológico en todos los ámbitos, por este motivo creamos el Programa de Impacto Tecnológico. Gracias a este programa las empresas nuevas y sin fines de lucro pueden ser elegibles para recibir una donación del software y la tecnología de Autodesk que permite el diseño 3D, la ingeniería, la visualización y la simulación de sus ideas para generar impacto.

Con la colección de diseño y fabricación de productos podrás obtener Inventor, AutoCAD, Fusion 360 y más herramientas de nivel profesional para el desarrollo de productos y la planificación de fabricación.

Contacta a nuestros especialistas y ellos te dirán qué solución se adapta más al proyecto que quieres llevar a cabo.