Cuando se tienen plazos muy ajustados o una lista interminable de tareas pendientes, lo último que se necesita es invertir tiempo en tareas ineficientes. ¿Cómo puede terminar el trabajo en un proceso de diseño en el que hay que repetir muchas tareas?

A continuación le damos un seguido de consejos para que las herramientas de automatización de Inventor le ayuden a ahorrar tiempo para que se centre en lo más importante.

  1. Dejar de perder tiempo con tareas tediosas

Las tareas frecuentes y repetitivas son inherentes al trabajo, pero algunas veces son exclusivas del proceso de diseño o de los productos. ¿Qué le parecería escribir código fácilmente para que haga todo el trabajo tedioso por usted? Defina reglas para automatizar estas tareas con la tecnología iLogic incorporada en Inventor. Mediante la configuración de reglas para activar automáticamente tareas en función de sus acciones, ahorrará tiempo de un modo tan sencillo como al crear o abrir un documento, cambiar una geometría o eliminar componentes de un ensamblaje.

  1. Configurar rápidamente productos según las especificaciones del cliente

Para abordar con eficacia las ofertas, es necesario responder con rapidez a los requisitos del cliente con un modelo correctamente configurado. La tecnología iLogic le ayuda a cumplir las especificaciones dentro del plazo. Defina reglas que controlan personalizaciones viables de los productos, de manera que tan solo puedan generarse configuraciones permitidas. Posteriormente, añada formas y publíquelas en un configurador en línea para ofrecer una interfaz intuitiva. Sus equipos de ventas o clientes tendrán libertad para personalizar productos, y usted podrá dedicarse a otros proyectos.

  1. Comprobar que se cumplen los estándares de su empresa

Comprobar que su trabajo cumple con los estándares y las prácticas recomendadas de la empresa pone a prueba sus conocimientos y capacidad de gestión del tiempo. Es necesario conocer los estándares, detectar las discrepancias y buscar tiempo para examinar a fondo su diseño. Pero si define los estándares con las herramientas de automatización de Inventor, nada de esto será una preocupación. Inventor comprobará automáticamente sus modelos, ensamblaje y dibujos. Es fácil garantizar la conformidad antes de lanzar versiones y comprobar que todas las partes implicadas han seguido las prácticas recomendadas de manera sistemática.

  1. Eliminar la programación compleja

Aunque no existen atajos para aprender técnicas básicas de programación, aprender cómo funciona el entorno de automatización de diseños le ahorrará tiempo y dolores de cabeza. Empezar a trabajar con iLogic es fácil. Por ejemplo, los fragmentos de código utilizados habitualmente se incluirán en las reglas que defina, y un asistente le ayudará a crear reglas para determinadas tareas. A medida que se familiarice con la herramienta, incorporará lógica más avanzada. Y muy pronto, estará creando reglas avanzadas con otros parámetros y atributos que iLogic puede controlar.

  1. Extender la automatización a las actividades posteriores

La automatización no se limita a lo que se puede hacer con el modelo. De hecho, le ayuda a sacar mucho más partido de sus modelos hasta llegar al área de producción. Aunque iLogic trabaja con piezas, ensamblajes y dibujos, también se integra con Inventor CAM. Automatice la generación y la publicación de rutas de herramientas para crear, ejecutar e incluso posprocesar simulaciones dentro de Inventor Nastran.

 “Nuestro configurador de productos en línea permite ahorrar tiempo de ingeniería, especialmente al reducir el número de iteraciones de diseño intercambiadas entre el cliente y los equipos de ventas y de ingeniería. Nuestro equipo de ventas ahora tiene más autonomía para proporcionar presupuestos precisos”.

— Rich Cro, director de operaciones, Con-form Group