La naturaleza es una de las principales inspiraciones detrás de muchas obras de arte, indistintamente de la época. La imitación o representación de este elemento es capaz de producir un efecto muy singular e impactante, que no deja indiferente a nadie. Es la musa de obras literarias, cinematográficas, musicales… y también de muchas obras arquitectónicas.

El urbanismo ha contribuido, en parte, al distanciamiento entre la naturaleza y las personas. Por ello, muchos arquitectos buscan reconectarlos mediante el uso de elementos que nos recuerdan a ella. Muchos estudios han demostrado que el ser humano, y en especial los más pequeños, se ven afectados positivamente por el contacto con espacios naturales.

A continuación os enseñaremos cuatro ejemplos de cómo esta filosofía se refleja en el diseño de edificios:

La Sagrada Familia (Barcelona)

A pesar de no estar acabada, se trata de una de las obras de arquitectura más simbólicas e impresionantes de la arquitectura española. Esta obra de Antonio Gaudí es una referencia en el diseño basado en la naturaleza. Quiso crear un espacio que emanara naturaleza a través de sus detalles, con un interior que emulase la estética de un bosque que inspira a rezar a sus visitantes.

Interior de la Sagrada Familia | CD_Photosaddict en Pixabay

Interior de la Sagrada Familia | CD_Photosaddict en Pixabay

El diseño, que cuenta con motivos inspirados por animales, plantas, árboles, e incluso fruta, está acompañado por unas grandes ventanas de colores que aportan realismo a la hora de crear estas formas y sensaciones.

Museo de Arte de Milwaukee (Wisconsin)

Construido entre 1955 y 1957 por el arquitecto Santiago Calatrava, este edificio cuenta con una estructura en acero y cristal que asemeja un ave. De hecho, lo que más destaca de él es que es capaz de mover las características “alas” de su techo.

Museo de Arte de Milwaukee (Wisconsin) - arquitectura inspirada en la naturaleza

Museo de Arte de Milwaukee (Wisconsin) |  Hans Braxmeier en Pixabay

Los diseños de Calatrava, como los de Gaudí, también están fuertemente inspirados por la naturaleza en muchos casos. En ellos existe una combinación de formas orgánicas e innovadoras, y en este caso, inspirada por el entorno marino (el lago Michigan) que lo rodea.

Graz Art Museum (Austria)

Conocido popularmente como el “friendly alien” (alien amistoso), esta arquitectura inspirada en la naturaleza tiene una forma muy peculiar e indefinida, que se dice está inspirada por un animal o una burbuja. Fue diseñada por los arquitectos Colin Fournier y Peter Cook.

El museo alienígena | Yousense

El museo alienígena | Yousense

Este museo está situado en una zona repleta de construcciones antiguas, contrastando con la apariencia moderna que irradia. Además, este edificio no solo está inspirado por la naturaleza, también la respeta generando su propia energía solar.

Casa de Algas (Alemania)

Este peculiar edificio residencial es lo que su propio nombre indica: una casa de algas. Una combinación de tecnología disruptiva, la cual es utilizada para cultivar micro algas capaces de crecer y hacer la fotosíntesis. Una vez están listas, se recolectan para poder producir energía mediante su transformación en biomasa.

Arquitectura inspirada en la naturaleza: Casa de Algas

Casa de Algas en Hamburgo | Upsocl

En este caso, no solo se trata de una arquitectura inspirada en la naturaleza, va más allá.

Estos cuatro ejemplos son una clara expresión de cómo la arquitectura juega con este elemento para poder construir obras que se traducen en impactantes creaciones. También denota la importancia de ésta más allá de las formas, con algunos de estos edificios siendo ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Con la AEC Collection, Revit y el paquete BIM 360 de Autodesk, los arquitectos, diseñadores e ingenieros pueden analizar su proyecto, conocer su eficiencia y evitar problemas de diseño que acarren gastos una vez construido el activo.

Contacta a nuestros especialistas y ellos te dirán qué solución se adapta más al proyecto que quieres llevar a cabo.