Para que un producto destaque dentro del mercado actual, es necesario que cuente con una característica esencial: innovación. Un producto que rompe con lo visto anteriormente se posiciona mucho mejor y llama la atención de los consumidores.

La originalidad puede marcar la diferencia entre un producto exitoso y uno que no sea rentable. Pero, ¿cómo podemos saber que estamos creando un producto que cumple con esta característica? Te lo explicamos paso a paso:

  1. Investiga las necesidades del mercado

Para saber si el producto no solo va a ser innovador, sino que también va a tener un público, es importante saber qué es lo que busca el consumidor. Hacer investigación del mercado para saber reconocer los nichos que podrían estar interesados, estudiar los posibles resultados y qué detalles han de adaptarse para convertirlo en lo que el “target” quiere, etc., son el primer paso.

  1. Evalúa el público y la competencia

Como ya hemos mencionado antes, hacer un estudio de los posibles compradores es esencial. Pero no se queda ahí, ya que también es muy importante saber si existe ya alguien que cubra esa necesidad. Para que un producto sea innovador y la gente quiera adquirirlo, primero debemos saber si alguien ya lo ha hecho, y si podemos ofrecer una alternativa “mejor”.

Crear un producto innovador paso a paso

  1. Determina tu estrategia

En este paso es necesario ser capaz de determinar cuáles son los objetivos que quieres alcanzar. Han de ser comunes, tener unos plazos concretos a seguir, etc., y han de abarcar todo lo que tenga que ver con el producto y los objetivos establecidos; desde el presupuesto, hasta los trabajadores que lo llevarán a cabo.

  1. ¿Tienes las herramientas necesarias?

Todo producto tiene una fabricación detrás. Por eso, es importante saber qué herramientas nos ayudarán a lograrlo, el tiempo que tardaremos, el coste, y otros factores que deben estar optimizados para garantizar que el producto no solo sea de alta calidad, sino que alcance su máxima rentabilidad.

  1. Lleva a cabo el prototipado

Una vez tenemos la financiación, las herramientas y un plan, es hora de ponerse manos a la obra con el primer prototipo. Aunque no tiene por qué ser el producto definitivo, una buena impresión de cara a los inversores y a los futuros consumidores les proporcionará una idea de cómo va a posicionarse en el mercado.

  1. Lanzamiento

Finalmente, el último paso para crear un producto innovador es lanzarlo. Después de haber analizado los resultados, pasado los criterios necesarios (de sanidad, seguridad, calidad, etc.) y de haber pulido la idea al máximo posible, es el momento de comercializar el producto.


En Autodesk queremos que tus proyectos pasen por este proceso con el menor número de errores posible. Por eso, ponemos a tu disposición herramientas de alta calidad que te ayudarán a crear productos relevantes y eficaces de la forma más profesional posible.

Si quieres implantar las mejores  tecnologías en tus ideas, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados en asesorarte en los software adecuado para hacerlas realidad.