Hoy en día, existe una gran cantidad de materiales innovadores, pero la madera no deja de ser uno de los materiales principales en los proyectos de arquitectura. Ya sea para construir edificios, casas, o incluso centros deportivos, es la protagonista de muchas obras anteriores y actuales.

La madera siempre ha sido uno de los materiales más utilizados en la construcción, y gracias a factores como el ahorro en tiempo y recursos que supone, está recuperando esta importancia. Entre las razones para ello, hay algunas que tienen mucho peso en la actualidad, como que apenas genera residuos y tiene un impacto mínimo en los alrededores durante la construcción.

Tipos de madera en la arquitectura

  • Madera natural noble: también conocida como madera dura, es pesada y resistente, y normalmente procede de árboles de crecimiento lento.
  • Madera natural blanda: proviene de árboles que cuentan con un tiempo de crecimiento menor que la natural. Es menos resistente pero más económica.
  • Madera artificial: se fabrica a partir de virutas o láminas combinadas adecuadamente. Es más fácil de trabajar, aunque no tiene la misma resistencia que la madera real.

Estructuras de madera

Los arquitectos plantean nuevos retos con la madera, y un ejemplo de ello es la Torre Mjøsa, el rascacielos más alto del mundo construido con este material. Se encuentra en Noruega, al norte de Oslo, y mide 84,5 metros de altura. Para poner solución al balanceo que podría sufrir con esa altura, se utilizó hormigón en los suelos de las plantas superiores.

Torre Mjøsa - madera en la construcción

En España, el edificio más alto construido con este material se encuentra en el casco antiguo de Lleida. Es un edificio de viviendas que consta de 6 plantas. Sus impulsores decidieron utilizar la madera de pino radiata para garantizar que el proyecto tuviera un impacto medioambiental bajo.

El uso de madera está aumentando                                   

La madera cuenta con una serie de condiciones que permiten satisfacer muchas de las necesidades del sector. A pesar de que anteriormente se asociaba con peligrosidad por su comportamiento con el fuego, está demostrado que tiene una conductividad térmica baja que mantiene la carbonización en la superficie, por lo que es más resistente que otros materiales.

Por esta razón y las mencionadas anteriormente, el material está viviendo un auge en su uso. Gracias a la tecnología, no solo las construcciones se llevan a cabo mucho más rápido, sino que también favorecen el cuidado del medio ambiente. Claramente, este material ha tenido mucha importancia históricamente, y la seguirá teniendo en el futuro.

Si contemplas la madera como material para tus obras de arquitectura, la Collection AEC te puede ayudar a conocer los beneficios y la forma óptima de utilizarla en tus obras.