La arquitectura está en constante cambio, y uno de los caminos a los que se está acercando cada vez más es el de la inclusividad. Cerca del 15% de la población tiene algún tipo de discapacidad, por lo que crear soluciones para que cualquier persona sea capaz de acceder a los edificios es más que una tendencia: se ha convertido una necesidad.

La arquitectura accesible contempla y asume la discriminación que muchas personas con discapacidad sufren en su día a día. Trata de diseñar espacios que puedan ser usados por cualquier persona sin poner en riesgo su seguridad ni suponer un esfuerzo que podría ser evitado.

Para el arquitecto, la inclusividad es una responsabilidad

Uno de los objetivos de los arquitectos es encargarse de hacer un mundo mejor a través de sus obras. Ya sean a pequeña o gran escala, entre sus prioridades debería estar la de procurar la calidad de vida de las personas que van a residir o pasar por ahí. La legislación se encarga de ello a través de normativas, pero no por ello cumplen con lo necesario para que todos puedan vivir sin problemas.

Para desarrollar una arquitectura que no excluya a nadie, se han de tener en cuenta muchos factores, no solo el diseño. Hay algunos menos evidentes, como el uso de ciertos materiales o sistemas que, para algunas personas, pueden significar un gran cambio. En este caso, la tecnología es una de las grandes aliadas para condicionar los espacios de forma que se adapten a las necesidades de todos.

Arquitectura inclusiva, ¿qué es y por qué se usa?

Arquitectura inclusiva, ¿qué es y por qué se usa? | Fuente: Wheelchair Dynamics

La arquitectura inclusiva es el futuro

Cuando un profesional de la arquitectura se encuentra con el desafío de eliminar la idea preconcebida que se tiene de la arquitectura, está ampliando sus capacidades y dando pasos innovadores para servir mejor a los usuarios. Ejemplos de ello serían las construcciones con suelos sin irregularidades (o no abrasivos o resbaladizos), o incluso el uso de ciertos materiales y colores, en el caso de la discapacidad visual.

En otros sectores como el de la fabricación, la inclusividad también está ganando cada vez más relevancia. Un ejemplo de ello lo encontramos en la multinacional sueca Ikea, que en 2019 desarrolló la colección ThisAbles, diseñada con la principal intención de mejorar la vida de personas con minusvalía. Ésta cuenta con objetos impresos en 3D que facilitan el manejo de muebles a través de pequeños complementos.

La arquitectura inclusiva supone un gran reto para los profesionales del sector, pero se trata de un reto necesario para nuestra sociedad. Con la introducción de este pensamiento en los nuevos diseños, se puede crear un puente hacia la igualdad, para que nadie se quede fuera, y hacia la innovación.

Con la AEC CollectionRevit y el paquete BIM 360 de Autodesk los arquitectos, diseñadores e ingenieros pueden analizar su proyecto y las posibles alteraciones que lleven a cabo para mejorar estos factores.

Contacta a nuestros especialistas y ellos te dirán qué solución se adapta más al proyecto que quieres llevar a cabo.