Dentro de la industria de la alimentación, cada vez resulta más necesario que sectores, como el cárnico, desarrollen y optimicen de forma continua sus procesos y productos, y que nuevas tecnologías provenientes de otros ámbitos contribuyan a mejorar con la finalidad de ofrecer al consumidor productos de la máxima calidad.

Empresas españolas como SADA P.A. están desarrollando un sistema que permite inspeccionar el 100% de la producción en líneas de proceso para así comprobar si los productos cumplen con los parámetros de calidad y seguridad total antes de su venta al consumidor.

El consumo de productos cárnicos se ve influenciado por diferentes circunstancias, entre ellas las socio-económicas o motivos religiosos.

Sin embargo, son los elementos relacionados con la nutrición y sus efectos para la salud los que han hecho que el consumo de ellos se transforme.

Se busca un producto de calidad, por lo que las empresas invierten en nuevas tecnologías, que permiten detectar materias extrañas en la carne como plásticos, cartílagos o huesos, de manera más eficaz.

Para lograrlo, se ha utilizado una combinación de sensores de diversas tecnologías: Rayos X y visión multiespectral, que permiten obtener mayor información de cada producto escaneado de forma automática y no invasiva. Con estás técnicas se pueden detectar elementos extraños tanto de alta como de baja densidad.

Mejoras actuales

  • Sensores ópticos avanzados: permiten la mejora de los procesos de fabricación para optimizar la producción, garantizando la máxima calidad gracias a la medida de propiedades químicas.
  • Envases activos e inteligentes: gracias a estos envases se prolonga la vida útil de los alimentos. Están diseñados para incorporar intencionadamente componentes que liberarán sustancias en el alimento envasado o en su entorno para que este pueda hacer una absorción de ellas.                                                                                    Por otro lado, también está tomando forma aunque de manera bastante paulatina, la utilización de envases inteligentes. El desarrollo de envases inteligentes hace posible que, además de su función de contener y conservar alimentos, puedan aportar información útil al consumidor.
  • El diseño eco-higiénico: este diseño permite reducir el impacto ambiental que suponen las operaciones de limpieza y desinfección. Un tema de gran importancia en la actualidad y que todos no hemos de concienciar, puesto que están diseñados tomando en cuenta criterios higiénicos como: la configuración, la geometría, el acabado superficial y los materiales, que permiten conseguir una mejor limpieza aplicando protocolos más sostenibles.

Las soluciones Autodesk para la industria, Product Design & Manufacturing Collection, son grandes aliadas de las empresas que intentan introducir innovaciones en sus instalaciones.