El Hormigón es un material muy común, rápido y fácil en el mundo de la construcción. Está compuesto, esencialmente, por un aglomerante al que se añade áridos, agua, alquitrán y aditivos específicos.

Hoy en día la arquitectura y la construcción están en un nivel muy elevado, buscando materiales innovadores para poder resistir cualquier tipo de adversidad. Es por eso que tras búsquedas de nuevos materiales o la re-invención de estos se ha creado el Hormigón 2.0. Un material muy resistente y con menos mantenimiento y, por lo tanto, menor coste. Recomendable para estructuras energéticas que trabajan bajo condiciones extremas. Debido a que  está preparado para resistir a diferentes adversidades:

  • Temperaturas extremas: ya sea olas de calor, frío extremo o nevadas intensas en zonas árticas o desérticas, así como en centrales de energía solar de concentración, donde se alcanzan temperaturas superiores a los 400 °C. Dichas condiciones pueden producir entre otros problemas, una rápida evaporación del agua en la superficie del hormigón, acelerar el fraguado, etc. Generalmente las altas humedades relativas tienden a reducir los efectos de las altas temperaturas.
  • Fatiga mecánica: oleaje en alta mar, vibraciones. Un ejemplo de esto serían las granjas eólicas en alta mar.
  • Corrosión: tanto de la sal marina como de los entornos ácidos de las torres de refrigeración de las plantas nucleares, así como las centrales de biogás o puertos industriales.

Hormigón tradicional vs Hormigón 2.0

A diferencia del tradicional, el hormigón 2.0 se beneficia de una red de nanotubos de carbono y nanofibras que ofrecen una mayor conductividad eléctrica y puede facilitar información precisa acerca de su estado. Además, puede luchar contra las primeras grietas con un sistema de autorreparación a partir de elastómeros e hidrogeles que compactan la estructura.

Otra diferencia que encontramos es que es un material menos susceptible a las mermas, es decir, a pérdidas o reducciones.

Finalmente, este último ofrece una protección añadida al tipo de estructuras desarrolladas en el proyecto. Haciendo de ellas una construcción más resistentes y eficientes.

Hay que tener presente que nos encontramos en un mundo de crecientes exigencias energéticas, donde gran parte de la electricidad se genera a través de la fuerza de las mareas y del viento o los rayos solares, materiales tecnológicamente avanzados como el Hormigón 2.0 desempeñarán un papel verdaderamente crucial.

Diferencia entre Cemento, Concreto y Hormigón

Normalmente, no se suele conocer o apreciar las diferencias entre estos tres materiales. Pero, cada material, tiene la capacidad de adaptarse a determinadas situaciones diferentes entre si.

El cemento es sin duda el material más utilizado para crear otros compuestos. Existe una gran variedad de cementos para distintos propósitos. Ya que son conglomerantes hidráulicos que, mezclados con agua, dan como resultado productos que se endurecen y fraguan. Dado que contiene silicato de calcio hidratado, este elemento le confiere esas propiedades adhesivas durante la mezcla. Una vez que es hidratado de forma apropiada, puede usarse de distintas maneras y como parte integral de una estructura. Sus usos habituales son los cimientos, calzadas y en paredes de bloques o ladrillos.

El concreto parte de utilizar un aglomerante de cemento, agua y fragmentos de agregados. En materia de construcción, la mezcla de cemento, agua y arena se ha denominado como mortero. Para lograr un producto más estable, resistente y duradero, hace falta un agregado con dimensiones similares a piedras pequeñas. Dependiendo de estos factores, el concreto será utilizado para los distintos elementos estructurales que conforman una determinada obra.

La diferencia entre hormigón y concreto está relacionada con sus proporciones y modos de empleo. Sus elementos siguen siendo los mismos, salvo por las distintas técnicas que se puedan utilizar durante el proceso. Dependiendo de la densidad de sus elementos, el hormigón puede ser ligero, normal o pesado.

Contacta con nuestros distribuidores y conoce las soluciones de la AEC Collection que te permiten trabajar con el hormigón y otros elementos utilizados en el sector construcción, moldearlos y ajustarlos a las necesidades de tus diseños.