Uno de los momentos más importantes que tiene lugar en la relación entre arquitecto y cliente es la elección del estilo en que se quiere trabajar y el resultado que se quiere obtener. Cuando esta elección se produce en el estilo del hogar, aún se acentúa más su relevancia.

Conseguir un tipo de casa que nos represente y nos haga sentir a gusto es esencial para cualquier persona y, por lo tanto, es un proceso en el que pueden surgir malentendidos y complicaciones.

Tener un estilo de diseño claro antes de empezar a diseñar una construcción sobre plano es un elemento muy importante para que el arquitecto pueda desarrollar un trabajo de forma más ágil y coherente a la petición del cliente.

Estas ideas, conceptos o intenciones, como por ejemplo: importancia de los espacios abiertos, conveniencia de mayor o menos iluminación, uso de los exteriores, uso de materiales… Se pueden conseguir a partir del estudio de diferentes estilos arquitectónicos, centrados en diferentes aspectos dentro del hogar.

A continuación, te mostramos algunos de estos estilos plasmados en diseños arquitectónicos increíbles.

Casas de estilo contemporáneo

Este estilo se centra en relación interior y exterior de la casa. Se da mucha importancia a los ventanales y a los espacios interiores muy abiertos para crear sensación de amplitud.

El diseño de los espacios se basa en el orden y la funcionalidad. Tiende a ser un tipo de construcción donde se utilizan colores claros o muy oscuros, de hecho, la combinación blanco-negro es muy habitual.

Los interiores suelen ser espacios poco cargados, con pocos complementos y que dan mucha importancia a la luminosidad natural y a los materiales funcionales que permitan ahorrar energía.

Casas de estilo minimalista

El estilo minimalista está basado en la premisa de que “menos es más”. Evita los espacios cargados y busca la sencillez, poniendo en primer lugar la calidad en vez de la cantidad.

Se utilizan volúmenes geométricos y contornos de líneas limpias y simples, con amplios ventanales y jardines muy austeros. Las fachadas son fácilmente identificables, ya que siguen todas las mismas pautas, son monocromáticas, modernas y, sobretodo, geométricas.

El interior de la casa, al igual que su exterior, se rige por un estilo puro y sobrio, con colores neutros, pocos muebles y muy funcionales.

Casas de estilo rústico

Este estilo se centra en crear un entorno cálido y acogedor dentro de la casa. Además, es un estilo que suele relacionarse con entornos naturales y que en su diseño es muy importante la integración en el entorno y el uso de materiales acordes a él.

La madera es uno de los materiales indispensables dentro de este tipo de construcciones. La madera ayuda a dar sensación de calidez y proximidad, además de ser un material extremamente versátil y que da un toque personal dentro del hogar. También es muy importante el uso de la piedra en su versión más natural, este tipo de material nos ayuda a conectar más con el exterior e integrarnos dentro del paisaje.

Casas de estilo cottage

Este estilo proviene de los hogares de los campesinos europeos de épocas pasadas. De hecho, la traducción literal de Cottage, es “casa de campo”.

Este tipo de diseño se centra en el uso de la madera y la piedra, utilizando techos inclinados que conforman un diseño muy particular. La asimetría de sus volúmenes, componentes y materiales suele ir de la mano con inclinaciones de cubierta pronunciadas y, a veces, incluso cubiertas curvas que se inspiran en los tejados de paja de las originales “casas de campo”.

Suelen ser casas de tamaño reducido y que se construyen en zonas vacacionales como segunda residencia.

Casas de estilo mediterráneo

Este estilo está marcado por la esencia cultural de los países mediterráneos. La influencia del clima y estilo de vida se ve representada en su estética fresca, luminosa y acogedora.

El encanto de este tipo de construcciones se encuentra en el exterior, los patios y porches aportan luz natural y crean zonas de encuentro. Los espacios exteriores sueles estar recubiertos con estructura de madera y toldos de caña, creando así un juego entre luces y sombras.

El agua también es un elemento que aparece de forma recurrente, es muy habitual encontrar fuentes, estanques o piscinas envueltas de vegetación.

Actualmente, con el avance en las herramientas de diseño y la tecnología en el área de la construcción es posible materializar la arquitectura en casi cualquier forma.

Desde Autodesk, queremos darte todas las herramientas que necesitas como buen profesional de tu campo. Con la AEC Collection podrás tener a tu alcance un conjunto de herramientas integradas que te ayudarán a afrontar tus proyectos actuales y futuros.