La tecnología BIM (Building Information Modeling) permite crear una metodología de trabajo colaborativa para la gestión de un proyecto de diseño arquitectónico. Este modelado permite que el proceso de diseño se organice de manera estructurada y disciplinada, ya que mantiene el diseño, el modelo y la documentación de cada proyecto en un mismo archivo.

La finalidad de esta metodología es evitar la pérdida de recursos y gestionar el tiempo en la fase de construcción de la obra. Con este tipo de modelados se consigue una mejor gestión de datos durante el ciclo de vida de un edificio y permite reunir la información de las construcciones de forma digitalizada, para su posterior en caso de reconstrucción o de mantenimiento.

A continuación, seleccionamos cinco trabajos, de diferentes escalas, que se realizaron a través del software BIM:

Ciudad de la justicia en Córdoba

Se utilizó esta metodología para controlar y seguir el contrato de construcción y explotación. Con esto se consiguió reunir la información generada en una sola base de datos integrada e interoperable.

La Administración quería evaluar la implantación de la metodología BIM en la planificación y gestión de infraestructuras y este proyecto sirvió como una primera prueba pilota y toma de contacto.

Campus de las ciencias de la salud de Bellvitge

La obra se desarrolló mediante la metodología BIM desde su inició hasta su finalización.

El modelo fue útil para controlar todos los elementos arquitectónicos y estructurales y evitar conflictos entre diferentes disciplinas.

Durante el proceso de desarrollo del proyecto sufrió cambios que, gracias a la recogida de datos e información a tiempo real del modelo BIM, se podían ver reflejados y facilitar al cliente imágenes con las modificaciones que mostraban el resultado final de la obra.

Estadio Wanda Metropolitano en Madrid

En este proyecto se utilizó la metodología BIM debido a varios factores.

En primer lugar, el proyecto era característico porque constaba de dos fases diferenciadas, por un lado, la excavación del terreno y la construcción de las gradas, y, por otro lado, la colocación de la cubierta. La tecnología BIM fue necesaria para coordinar ambos procesos y poder utilizar todos los datos actualizados en cada momento del proceso.

En segundo lugar, para reducir los costes en dinero y tiempo, se decidió usar piezas prefabricadas. Para incluir estas piezas dentro del proyecto se tuvo que parametrizar desde el modelo virtual los elementos para luego mandarlos a fabricar.

BBVA Bancomer

En este proyecto, el uso de BIM se centró en la coordinación y en solventar las interferencias entre todas las instalaciones MEP del proyecto previo a su construcción.

En este proyecto BIM facilitó el trabajo interdisciplinar y ayudó a ahorrar tiempo en la fase de construcción. Mediante esta metodología se hicieron análisis de colisiones que incrementaron la calidad del diseño y permitieron reducir los cambios posteriores al diseño y ahorrar en costes.

Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Este proyecto presenta una singularidad a nivel de diseño. Se usan muchas plataformas, que se integran posteriormente en un modelo BIM arquitectónico.

Al gestionar distintas plataformas, el uso de BIM es de gran importancia debido a sus herramientas de coordinación entre distintas disciplinas y herramientas específicas para manejar el tamaño y la geometría de manera compleja.

En este proyecto se trabajó directamente con Autodesk para desarrollar más en profundidad programa como Revit o Dynamo y poder desarrollar el proyecto con éxito.