A pesar de que el sector de la construcción entra de lleno en la definición de Industria 4.0 y que en España ha crecido un 2,3%, según los últimos datos del año pasado, lo cierto es que pocas veces es considerado un sector innovador. Sin embargo, es un ámbito en constante evolución. Aquí os mostramos algunos ejemplos:

Impresión 3D

Se ha avanzado tanto en el campo de la impresión 3D que hasta es posible “imprimir” una casa habitable o construir una vivienda de 200 metros cuadrados en tan solo 24 horas sin restricciones para el diseño. La impresión 3D ya es una herramienta más en el sector de la construcción, permitiendo, incluso, trabajar con materiales pesados.

 

Información digitalizada

Una de las tareas de la innovación en la construcción es dar el primer paso hacia la transformación digital. Aunque la era del papel ya está llegado a su fin, dicha transformación no solo consiste en digitalizar el material impreso que suele acumularse en el escritorio, sino también en cambiar completamente el sistema y empezar a tomar decisiones con mayor eficiencia poniendo la tecnología a disposición de todos los usuarios desde sus dispositivos electrónicos.

Autodesk ofrece diferentes Software como AutoCAD; para trabajar en 2D y 3D, entre otras muchas herramientas, Revit; especialmente para BIM y también encontramos Autodesk Maya; un software útil para animaciones 3D.

Drones

Los drones son cada vez más utilizados en la construcción. Ello se debe a su gran utilidad a la hora de realizar obras, especialmente en las de gran envergadura, ya que nos permiten realizar un seguimiento del edificio de manera muy gráfica y visual. Dicha revisión de la construcción a través de imágenes, fotografías o grabaciones diarias, nos da más control sobre la obra y nos permite ver su progresión y también inspeccionar las diferentes unidades implicadas, desde la logística hasta la seguridad de los trabajadores.

Estos drones son máquinas que sobre todo se encargarán del registro audiovisual para llevar a cabo, posteriormente, los ‘trabajos 3D´ pertinentes. Todo ellos gracias a sus diferentes aplicaciones: cámara integrada, GPS, giroscopio, escáner láser, entre otras. Asimismo, con ayuda de softwares se pueden establecer rutas pre-planificadas de las cuales el dron recopilará los datos sin necesidad de dirigirlos manualmente