¿Alguna vez cuando ibas conduciendo te has visto obligado a pegar un frenazo por culpa de un bache en la carretera? Este es un ejemplo sencillo para mostrar cuán de importante es conservar y mantener en buen estado las infraestructuras, pero… ¿Sabes cada cuánto tiempo se debe hacer este tipo de mantenimiento?

Preservar las infraestructuras en un estado, mínimamente, adecuado de conservación y llevar a cabo un correcto mantenimiento, hoy en día, es una necesidad de primer orden en cualquier sociedad. Sin embargo, por motivos que a veces son estructurales y otras coyunturales, los responsables de esta tarea no prestan la atención ni los recursos necesarios para este cometido.

Inversión económica

En España, entre los años 2007 y 2010, se hizo una fuerte inversión en infraestructuras, siendo ésta de más de 20.000 millones de euros. Sin embargo, dicha inversión fue insuficiente porque gran parte fue destinada a la construcción de los corredores del AVE en marcha, el Corredor Mediterráneo, el AVE a Galicia, la ‘Y’ vasca y el corredor a Extremadura, entre otros. Asimismo, un tanto por ciento de esta inversión se dedicó a acometer las obras de mejora de los distintos núcleos de Cercanías, para modernizar la red y las estaciones, y también a optimizar las líneas de ferrocarril convencional.

Estas nuevas infraestructuras nacen con un periodo de vida relativamente largo, si bien es cierto que una parte, nada desdeñable, de dicha infraestructura está empezando a notar el paso del tiempo. Un ejemplo de ello, fue el derrumbe de una pasarela que se produjo en Vigo, el agosto del año pasado, tras ceder el suelo. Lo peor de todo ello es que estas infraestructuras se financiaron a largo plazo y la siguiente generación se va a encontrar con la sorpresa de deber pagar por unas infraestructuras con pésimos niveles de servicio. Todo ello, nos lleva a la cuestión central del problema: la urgente necesidad de tener un plan racional con recursos suficientes para mantener las infraestructuras básicas de nuestro país.

Por motivos económicos y, debido a la crisis que se produjo, la inversión en esta área ha descendido desde 2010 hasta llegar al mínimo en 2017; año en que solo se invirtieron 7.500 millones de euros, 13.500 millones de euros de diferencia respecto a 2010.

Las carreteras

La segunda partida en la que se ha realizado una gran inversión es la partida de las carreteras. La red de carreteras en España acumula un déficit de inversión en conservación de 7.000 millones de euros, desfase que arroja un incremento del 7% sólo en los dos últimos años, según los datos de la Asociación Española de la Carretera (AEC) a partir del análisis que anualmente realiza al estado de la red viaria.

La importancia del desarrollo de las ciudades y de su capacidad para generar entornos eficaces y eficientes está directamente relacionada con la prosperidad de su ciudadanía y de las empresas que se instalen en ellas. Es por eso, que desde Autodesk queremos remarcar la importancia de las infraestructuras para el buen desarrollo tanto de las ciudades como de su gente.