Durante muchos años, en numerosos países la madera ha sido el patito feo de los materiales de construcción. Asociada a supuestos problemas como la falta de solidez y estabilidad, el escaso aislamiento térmico y acústico o su fácil deterioro, la madera ha sido la eterna olvidada de los proyectos de arquitectura, una opción por la que muy pocos querían apostar. Pero por suerte estamos viviendo una auténtico resurgir de la madera como material de construcción de primer orden y eventos, como  el organizado reciente en Madrid por la organización FSC y la Asociación de Ingenieros de Montes, entre otros organismos, son la experiencia palpable de que la arquitectura en madera está viviendo una nueva época dorada. Ciertamente, argumentos a favor no le faltan.

 

Los proyectos de construcción en madera: un modelo de desarrollo sostenible

 

Los profesionales involucrados en proyectos de arquitectura en madera defienden a capa y espada los beneficios de este noble material. La madera es un material natural, que al igual que otras materias primas provenientes del bosque, como el corcho, se caracterizan por ser renovables y sostenibles, por lo que su impacto en el medio ambiente es mucho menor que el del aluminio, por ejemplo.

Un aspecto que se destacó mucho en el evento anteriormente citado es que, al contrario de lo que ocurre con otros materiales de la construcción, el sector de la madera se fundamenta en pequeñas y medianas empresas y en emprendedores individuales. Esto implica que poniendo en marcha proyectos de construcción en madera se promociona, al mismo tiempo, una economía y un desarrollo sostenible y justo, alejado de las grandes corporaciones que dominan el mercado.

 

Falsos tópicos sobre la construcción en madera

 

Los edificios de madera son endebles e inseguros

Hoy en día esta afirmación es falsa, puesto que las nuevas tecnologías permiten un tratamiento de la madera que garantiza una gran resistencia tanto a las inclemencias meteorológicas como al fuego. Una construcción en madera diseñada por especialistas es segura y con unas prestaciones muy buenas a nivel de aislamiento térmico y acústico. Y es un material que tampoco se ve afectado prematuramente por el paso del tiempo.

 

Con el tiempo la madera se afea y parece envejecida

También falso. Hoy en día se están incorporando a las construcciones elementos de última generación que sirven para tratar la madera, otorgando a los edificios construidos en este material un aspecto moderno y muy bien conservado, además de un magnífico acabado estético. Y todo ello cumpliendo con los requisitos y normativa más actual en cuanto a impermeabilidad y aislamiento.

Las construcciones en madera destruyen los bosques

Para nada. Hoy en día existen diversos programas donde promotoras inmobiliarias y estudios de arquitectura se alían con empresas de certificados de madera sostenible, con el fin de poner en marcha sistemas de construcción respetuosos con el medio ambiente. Además, el nivel de contaminación y deterioro medio ambiental es menor que el provocado por los materiales tradicionales.

 

Proyectos como el llevado a cabo por la cadena hotelera Four Seasons, junto a la Puerta del Sol de Madrid, donde la madera ha jugado un papel protagonista en la rehabilitación de un antiguo edificio abandonado, o incluso la futura construcción de un rascacielos en madera, son dos ejemplos muy claros de las posibilidades de la madera en la construcción. Se abre, por lo tanto, una nueva vía con mucho potencial que vale mucho la pena analizar y explorar. Madera y construcción parecen llevarse muy bien y los resultados que se pueden conseguir con esta alianza pueden ser espectaculares.