El concepto Startup es un término anglosajón que sirve para definir un tipo de empresas con unas características comunes: son de nueva creación y pequeño tamaño, con un componente muy tecnológico, productos y líneas de negocio muy innovadoras y un gran potencial de crecimiento. Por otro lado, el concepto Startup se asocia también con empresas ágiles y modernas, donde suelen primar valores muy del gusto de los jóvenes profesionales millennials (menores de 35 años): buen ambiente de trabajo, flexibilidad horaria o respecto al medio ambiente, entre otros.

Los países anglosajones, con EEUU a la cabeza, gracias a su cultura empresarial y emprendedora más desarrollada han dominado, desde su orígenes, los negocios escalables y de crecimiento rápido y eficientes propios de la Startups. Pero en los últimos tiempos las cosas están cambiando y el concepto Startup empieza a sonar también en español. Especialmente en España, pero también en los países latinoamericanos con un mayor nivel de desarrollo, están despuntando Startups muy potentes, con ideas revolucionarias y una característica diferencial: tratan de humanizar y darle un uso más social y cercano a las tecnologías más novedosas.

El Internet de la Cosas al servicio de las personas

 

El Internet de las Cosas, beneficiada y optimizada por la reciente tecnología 5G, está llamada a ser una tecnología revolucionaria y disruptiva, capaz de dar un cambio radical al trabajo, el ocio, la salud y también a las actividades cotidianas.

Geesksme es una Startup madrileña que se ha propuesto utilizar esta tecnología para mejorar el bienestar de las personas, en especial de los colectivos más vulnerables como los ancianos.

Esta Startup española no se ha conformado con poner en marcha un único producto o servicio, sino todo un ecosistema integrado con múltiples aplicaciones. Se trata de un Internet de las Cosas escalable, modulable y adaptable a multitud de usos con un parámetro común: convertir los objetos cotidianos en valiosas fuentes de información que ayuden a crear artículos que mejoren el día a día de las personas. Por ejemplo, colchones personalizados o el cuidado de las personas mayores a través de aparatos de uso cotidiano que monitorizan su estado de salud en tiempo real: ritmo cardíaco, tensión arterial, temperatura corporal, etc.

 

Tejidos que mejoran el rendimiento deportivo y la salud  

 

Otro ejemplo de Startup española de éxito es Bionox, un proyecto liderado por un grupo de científicos, médicos y deportistas de élite que han desarrollado unos tejidos inteligentes y bioactivos basados en una innovadora tecnología de infrarrojos lejanos llamada FIR. Este material tiene la capacidad de mejorar el rendimiento deportivo y aplicarse en tratamientos médicos de rehabilitación y diabetes.

Implantes en 3D de uso veterinario

Aunque de momento está enfocado en mascotas, Beta Implants es una Startup española que se aprovecha de las enormes posibilidades de la impresión en 3D para crear implantes y prótesis personalizados para todo tipo de animales.

 

No cabe duda de que en España las Startups están pisando fuerte, combinando su carácter innovador y moderno con una filosofía basada en hacer un poco más fácil la vida de las personas con productos que cuiden de su salud y les ayuden a conseguir sus retos y proyectos personales.