El concepto made in China como sinónimo de singularidad y diseño cutre está pasando poco a poco a la historia. En la actualidad China fabrica tecnología, moda y muchos otros tipos de artículos con unos estándares muy altos de calidad.  Hasta el punto de que no son pocos los expertos en diseño que consideran a China el país mejor decorado del mundo.

Se predice que China ser convertirá en una superpotencia del diseño en menos de 5 años

El año 2025. Esa es la fecha que el gobierno chino se ha marcado como límite para convertir su gran país en referencia del diseño de espacios de interiores. Y sin duda está en el camino correcto para conseguirlo.

Existe un nutrido grupo de diseñadores e interioristas chinos que están muy bien valorados en todo el mundo por haber sabido combinar con gran habilidad, el arte milenario chino, con las propuestas occidentales y el resultado es magnífico: productos originales y de gran calidad, con una identidad propia y diferencial.

 

El diseño chino se doctora en el World Festival of Interiors

La última edición del World Festival of Interiors (INSIDE) celebrada en Ámsterdam ha confirmado a China como un potencia mundial del diseño de interiores, tanto en cantidad como en calidad de sus propuestas.

Estudios como AIO Office (Beijing) o el Studio 10 (Shenzhen) han conseguido hacerse ya un nombre en el panorama internacional con propuestas muy frescas y diferentes de decoración de cafeterías, restaurantes u hoteles. Destaca por ejemplo una propuesta de decoración con formatos intercambiables, que permiten transformar una cafetería en un bar musical rápida y fácilmente, según el momento del día o el tipo de cliente.

Imagen: El país digital

Juegos visuales para crear una atmósfera diferencial

 

El diseño chino se aleja de las formas de hacer las cosas a la manera tradicional, usando los juegos visuales, que combinan luces, sombras y efectos sonoros con el fin de configurar entornos y atmósferas fantásticas, capaces de crear una experiencia en la audiencia diferente y placentera, de las que dejan una huella imborrable en los visitantes.

 

China ha vivido una auténtica revolución en el ámbito del diseño

 

China ha pasado de tener un diseño de sus edificios estéticamente deficiente y uno profesionales de este ámbito irrelevantes, a tener una proyección internacional destacable y envidiable. Y esto le ha llevado a que muchos de sus estudios hayan obtenidos premios tan importantes como Priztker 2012, otorgado al estudio Wang Shu. También MAD Architects, Neri & Hu o X+Living han obtenido galardones importantes por sus imaginativas propuestas.

Los estudios de diseño de interiores chinos están totalmente integrados en el entramado internacional, por lo que son asiduos participantes de concursos, convenciones, foros y otros eventos de diseño. Y, como hemos visto, su impronta no pasa desapercibida.

El éxito del diseño chino está muy relacionado con la emergencia económica, social y cultura de este enorme país. Como ocurre con otros muchos aspectos del comercio, la economía y la industria, el futuro del diseño pasa también por el país del sol naciente.