En pleno ensanche de Madrid, ocupando toda una manzana, se está construyendo una promoción de viviendas de lujo sumamente interesante, tanto por su estructura y diseño como por los materiales empleados. El proyecto lleva la firma del prestigioso estudio Rafael de Hoz y destaca sobre todo por su espectacular fachada: de pauta vertical, con el vidrio como elemento predominante y completada por unos espléndidos fustes escultóricos de piedra y madera.

En este artículo analizamos los aspectos más técnicos de este lujoso y llamativo edificio.

Estructura y características de la fachada  

Este proyecto de viviendas de alto standing encaja perfectamente dentro de la trama en retícula del ensanche madrileño, ocupando en este caso el largo de una manzana completa.

La planta baja del edifico funciona como un gran hall de recepción donde se ubican una serie de servicios comunes de algo standing: gimnasio, piscina spa… Responde, por tanto, a los cánones actuales de uso mixto de las nuevas construcciones residenciales: vivienda y servicios comunitarios de alto nivel.

Es un proyecto encuadrado en la tipología de bloque abierto, en el que destaca una fachada muy singular con unas esquinas con gesto de curva alternadas (axonometría de esquina).

La estructura de la fachada es de forjado con losas postesadas de un espesor de 28 cms. Dichas losas tienen varios puntos de apoyo: la línea de las fachadas y dos líneas centrales de pórticos, situándose en su interior los patios y los núcleos de comunicación.

Otra característica de la fachada son los machones en forma de quilla asimétrica, construidos sobre la base de un bloque macizo de mármol travertino. La rotundidad de la fachada se fundamenta en unos espectaculares bloques de mármol, de un peso de 3 toneladas cada uno y 280 cms de altura.

Mucho protagonismo del vidrio

Los fustes de piedra y madera de la fachada forman una trama vertical, disponiéndose   justo detrás un cerramiento de alta tecnología de vidrio extra claro y carpintería de aluminio con un bajo contenido en hierro.

El espesor del vidrio de las fachadas alcanza hasta 38 mm (19+19 mm) en vidrio laminar y 48 mm (8+8 mm, 16 mm, 8+8 mm) en aislante. No se van a usar vidrios de control solar, al no considerarse necesarios por tratarse de un edificio muy resguardado y de baja exposición a la luz del sol.

Imágenes: Tectonica.es

Un diseño de interiores donde prima la flexibilidad

En el diseño de los interiores de las diferentes viviendas de este edificio han primado, por encima de todo, los criterios de máxima flexibilidad y facilidades a la hora de cambiar el esquema interior, en función de los gustos de cada propietario. Por otro lado, las instalaciones están diseñas para un funcionamiento totalmente independiente en cada vivienda, lo que ha influido tanto en la configuración de los espacios como en los materiales utilizados.

Destaca la tarima de roble, a la que se le ha añadido un sistema de clavijas de aluminio insertadas en la madera con el fin de mejorar la conductividad del pavimiento y hacer más efectivo el sistema de calefacción por suelo radiante.

Merece mención aparte el baño de la suite principal, por estar diseñado como una continuidad natural de la habitación, separada de esta por una celosía calada por cuestiones de privacidad pero, al mismo tiempo, permitiendo la entrada de luz exterior y disfrutar de las vistas.

El proyecto responde perfectamente a los actuales requerimientos de los propietarios de viviendas nuevas o totalmente rehabilitadas ubicadas en barrios históricos y emblemáticos de grandes ciudades como Madrid: exclusividad, servicios en el propio edificio, diseño de alta calidad tanto exterior como interior y uso de materiales nobles y que apuesten por la sostenibilidad.

Los proyectos más novedosos requieren de herramientas como Autocad, software CAD para todo tipo de diseños en 2D y 3D. Ahora con más conjuntos de herramientas especializadas, así como aplicaciones web y para dispositivos móviles que permiten más funcionalidades y optimizar el tiempo de los profesionales de la arquitectura.