En los últimos tiempos, el diseño de interiores se ha caracterizado por el uso de muchas alternativas en revestimientos y mobiliarios. El objetivo: lograr espacios originales y elegantes, con un potente toque de distinción.

Entre todas las opciones posibles existe una tendencia que está tomando mucha fuerza: la combinación de dos materiales clásicos y nobles, el hormigón y la madera.

El hormigón como elemento de decoración de interiores

El hormigón visto está compuesto de cemento, grava, agua y áridos y se trata de un material que, tradicionalmente, se ha utilizado en grandes obras civiles: puentes, muros de contención y, en general, en estructuras de construcciones voluminosas. Sin embargo, poco a poco se está expandiendo su uso también para el diseño de interiores por su gran variedad de posibilidades.

Características decorativas del hormigón

  • El hormigón es muy versátil en cuanto a color y textura y permite la aplicación de varios tipos de pintura: gris cemento, esmaltes, barnices…
  • Existe la posibilidad de combinar el hormigón en espacios polivalentes.
  • Tiene una utilidad tanto como parámetro vertical (paredes y tabiques) como horizontal (pavimentos y piso).
  • Con el hormigón estriado crear espacios singulares si se lo combina con una estudiada iluminación.
  • Existen alternativas al hormigón, como los compositores como el Viroc, elaborados a partir de una mezcla de madera y cemento y con espesor entre 10-12 mm., que se pueden instalar fácilmente en suelos, paredes y techos. Su combinación combina la flexibilidad de la madera y la resistencia y durabilidad del cemento.

La madera como elemento de diseño de interiores

La madera posee una serie de características y propiedades tanto físicas (resistencia mecánica y gran flexibilidad) medio ambientales (material muy ecológico que procede de una fuente natural) y estéticas (elegancia y belleza) que la convierten en idónea para el diseños de interiores. Además, es un material de gran durabilidad si se ponen en marcha las medidas de mantenimiento y el tratamiento adecuado y con una gran capacidad aislante, tanto a nivel térmico como acústico. Una última ventaja es que su coste no es demasiado elevado.

La madera está viviendo un auténtico boom en el diseño de interiores, existiendo tres grandes tipo de diseño con los tableros de madera como protagonistas: diseño clásico, oriental y nórdico.

Con la madera se está produciendo un efecto muy curioso: en el diseño de interiores se están apreciando todos los cambios de tonalidad, nudos y vetas irregulares propios de la madera que antes eran directamente rechazados.

chalet style modern flat in wood

Imágenes: decoracióndeinteriores.com

Como alternativa a la madera maciza, existen materiales derivados con parecidas propiedades y aspecto estético que pueden resultar mucho más económicos. Se están utilizando mucho tableros de partículas y fibras, así como diferentes recubrimientos como la melamina y la chapa natural.

Por otro lado, los procesos de mecanizado nos permiten crear espacios para todo tipo de público y adaptables a cualquier tipo de proyecto, con las ventajas añadidas de ser muy fáciles y rápidos de instalar.

El diseño de interiores en hormigón, madera natural requiere de herramientas versátiles y potentes como Autocad, software CAD que permite realizar todo tipo de trabajos en 2D y 3D.