La implementación de BIM en obras públicas accesible para las autoridades locales

Los contratos para la construcción de obras públicas en países desarrollados rondan el 2% del total del PIB. En los países de Latinoamérica, en cambio, requieren invertir alrededor del 5% para llevar sus infraestructuras a los mejores niveles de calidad y alcance. La posibilidad de ahorrar utilizando BIM en obras públicas puede ser hasta el 40% en los costos, está en manos de las autoridades locales conseguirlo. A continuación detallamos la experiencia de Argentina y la ciudad de Mendoza.

¿Cómo están ahorrando el 40% en los costos para ejecutar obras públicas algunos países?

La implementación de BIM en Argentina

BIM en obras públicas para Argentina: la implementación

El Gobierno de Argentina ha comenzado la implementación de BIM en la gestión pública, mediante la institución SIBIM encargada de establecer los lineamientos de la migración en los métodos de trabajo.

Los objetivos que se quieren lograr con esta nueva forma de afrontar los proyectos son:

  • Mejorar la calidad y la cantidad de la información producida en los proyectos
  • Establecer el trabajo colaborativo dentro de las instituciones públicas y con las constructoras
  • Disminuir los tiempos de entrega
  • Reducir costos
  • Aumentar la eficiencia y la confianza en la gestión pública
  • Difundir BIM en el ámbito público, privado y académico
¿Cómo están ahorrando el 40% en los costos para ejecutar obras públicas algunos países?

6 pasos para la implementación de BIM en Argentina

¿Cómo lograr la implementación en el país?

Se ha establecido una hoja de ruta que incluye seis pasos muy definidos que permitirán que las instituciones argentinas puedan mejorar su rendimiento y aumentar la confianza.

Los seis pasos para lograrlo son:

  1. Relevamiento
  2. Diagnóstico
  3. Planificación
  4. Desarrollo
  5. Evaluación
  6. Seguimiento

Y junto a ellos se darán constantemente actividades de Capacitación y Difusión, requeridas para lograr los objetivos y atraer cada vez más a instituciones que lo adopten.

La buena práctica de la ciudad de Mendoza  

El Gobierno de Mendoza comenzó una etapa de capacitación del personal del Ministerio de Planificación e Infraestructura, con la idea de extenderlo a nuevas instancias tan pronto como sea posible.

“Se trata de un cambio real que significa una nueva forma de trabajo colaborativo e implica una mayor eficiencia en la asignación del gasto público y una mejor calidad en lo que se refiere a la formulación y ejecución de proyectos de obras públicas”

Marité Badui – Subsecretaria de Planificación y Seguimiento 

Con la implementación de BIM, las autoridades de Mendoza pretenden aumentar la productividad en un 25%, disminuir el tiempo para las mediciones y licitaciones en un 80% y ahorrar el 7% del tiempo en la elaboración de los proyectos.

Además se suman beneficios intangibles como una mayor transparencia, ya que el control del proyecto y de las obras está centralizado en un único modelo, accesible a auditorias y con mayor controles frente a la corrupción.

Se establece una comunicación fluida entre las autoridades y las empresas de construcción, accesible virtualmente a través de un software y con el que se pueden compartir planimetría, mediciones, avances de obra, simulaciones, entre muchas otras prestaciones.

La Ciudad de Mendoza ahorrará hasta un 40% en la ejecución de sus obras públicas, emulando la experiencia de instituciones europeas, asiáticas o norteamericanas que ya han pasado por los procesos de implementación, y que han servido como referencia para abrir camino en los países de Latinoamérica, actualmente en proceso de adopción de BIM.

Productos relacionados