Todo indica que será la conocida marca de vehículos japonesa Toyota quien liderará un proyecto soñado desde hace mucho tiempo por miles de arquitectos de todo el mundo y anhelado por millones de personas: una ciudad entera completamente inteligente. Un lugar de estética futurista que incluirá los avances tecnológicos más punteros y vanguardistas: energía completamente eléctrica, robótica, hogares inteligentes, vehículos eléctricos, medios de transporte de movilidad personal… Y todo perfectamente conectado e integrado. Un entorno de ensueño que ya ha sido presentado en el CES y que empezará a construirse muy pronto: en el 2021.

 Un proyecto presentado en el CES de Las Vegas

Lo cierto es que Toyota no ha podido elegir un marco mejor para presentar su proyecto de ciudad inteligente que, en realidad, es mucho más que eso: se trata de un ecosistema completamente conectado y alimentado por celdas de combustible, que ha sido bautizado como Woven City. La presentación oficial de esta ciudad del futuro fue en el CES de Las Vegas, la importantísima y mediática Feria Internacional dedicada a la tecnología de consumo que se celebró entre el 7 y el 10 de enero de 2020 en Las Vegas (EE.UU).

Woven City empezará a convertirse en realidad el año que viene, que es cuando están previstas las obras de esta fabulosa ciudad en la base del monte Fuji, en Japón. Sus afortunados huéspedes serán principalmente investigadores de Toyota y sus familias. Un perfil de habitantes perfecto para realizar pruebas y participar en el desarrollo de ese auténtico laboratorio viviente en que pretende convertirse Woven City.

Un espacio de casi 70 hectáreas en el que vivirán más de 2.000 personas y cuyo objetivo es sentar las bases de las ciudades del futuro: conectadas, sostenibles y estudiadas al milímetro para facilitar la calidad de vida de las personas y sus necesidades, poniendo especial hincapié en la movilidad.

Las principales características de Woven City

Este ambicioso, interesante e innovador proyecto liderado por la compañía automovilística Toyota destaca por las siguientes características:

  • En lo que respecta a la energía, la ciudad se alimentará totalmente a través de celdas de combustible de hidrógeno, similares a las desarrolladas por la compañía para sus automóviles eléctricos.
  • El diseño de las calles formará un patrón de cuadrícula orgánica compuesto por diversas calles con tres tipos de trazado: uno para vehículos rápidos, otro se destinará a vehículos individuales o personales de baja velocidad: bicicletas, patinetes y también peatones, mientras que el tercer vial estará reservado en exclusiva para los viandantes.
  • Todas las casas estarán equipadas con tecnología inteligente para el hogar, por lo que la robótica doméstica tendrá un gran protagonismo y servirá para gestionar y controlar múltiples acciones y tareas de la vida diaria: encender y apagar las luces automáticamente, control remoto de las cortinas, hornos inteligentes programables a distancia, alarmas y cámaras gestionadas a través del smartphone, etc.

Una planificación basada en la estructura de grilla

La propia planificación de esta ciudad es un auténtico experimento urbano con el que se pretende conseguir: la máxima sostenibilidad, una gran calidad de vida y facilidades de movilidad.

Woven City se construirá en bloques de vivienda de 3 x 3, que contendrán 8 unidades de construcción alrededor de una zona central con áreas verdes. Se trata, por lo tanto, de una estructura de grilla muy funcional que permite que el modelo se pueda repetir a gran escala, respetando siempre la uniformidad de 9 bloques de 3 x 3 dispuestos alrededor de una gran área verde central.

Tanto las áreas verdes de cada bloque como el gran parque central están pensados como uso recreativo y para acontecimientos sociales, y siempre se usará vegetación endémica y cultivos hidropónicos.

Por otro lado, en la estructura subterránea de la ciudad se instalará un almacén de energía de hidrógeno, sistemas de filtración de agua y hasta una red de entrega a domicilio totalmente autónoma e interconectada con todos los inmuebles.

Madera neutral para la construcción de los edificios

En cuanto a los materiales, los edificios estarán construidos principalmente con madera neutral en emisiones de carbono, combinada con ebanistería tradicional japonesa, utilizando novedosos métodos robóticos de producción.

Los vehículos que se usarán para desplazase por las vías principales serán totalmente eléctricos,  del modelo Toyota e-Palette, un prototipo de vehículo autónomo que servirá como transporte personal y comercial y con el que se garantizan cero emisiones.

Woven City será una ciudad planificada y construida desde cero con criterios de conectividad, optimización de la energía y sostenibilidad e incluirá el desarrollo de un complejo sistema operativo para gestionar todas las infraestructuras y sus relaciones con los edificios, los vehículos automáticos y las personas. Y todo ello completamente interconectado e integrado.