El equipo de diseñadores de Volkswagen Innovation & Engineering, de California (EEUU), quería crear algo realmente impactante y novedoso para celebrar su 20º aniversario. Un proyecto que, combinando pasado y futuro, representase la esencia de la empresa: siempre con la vista puesta en el diseño más vanguardista, pero sin olvidar su icónico y glorioso pasado.

Finalmente, fruto de la colaboración entre Volkswagen y Autodesk lograron con creces su propósito: rediseñar uno de sus modelos más clásicos de furgoneta, el VW Bus retro «Tipo 2» o Combi eléctrica de 11 ventanas del año 1962, con la última tecnología. La solución fue incluir elementos muy novedosos en cuanto a diseño como: las llantas de las ruedas o los soportes de los retrovisores.

En el gran éxito del resultado final del proyecto ha tenido mucho que ver haber trabajado con diseño generativo, ya que ha permitido rediseñar elementos muy ligeros, sin que se hayan visto afectados la resistencia o integridad de estos. Es decir, el nuevo diseño no ha disminuido para nada la seguridad ni la durabilidad: un factor fundamental en la industria automovilística.

Características de los nuevos elementos de la furgoneta Wolkswagen diseñados generativamente

Con tres objetivos muy claros en el horizonte: darle un diseño más vanguardista a un vehículo de apariencia retro, maximizar al mismo tiempo la resistencia de las piezas modificadas y reducir el peso, Wolkswagen y Autodesk comenzaron a trabajar juntos.

El proyecto se basó en el diseño generativo de las siguientes partes del vehículo:

Se modificó el diseño de la ruedas al mismo tiempo que se aligeraba su peso en un 18%, para ello se consiguió eliminar mucho material de la estructura convencional. Fue un trabajo complejo que se completó en solo unos meses.

 

El volante fue transformado íntegramente con un diseño más complejo y bonito plástica y estéticamente, pero con una apariencia y una fabricación muy robusta.

También se cambió la estructura de soporte de los asientos, reduciendo la cantidad de material utilizando pero manteniendo, al mismo tiempo, idéntica resistencia y rendimiento.

Los soportes de los retrovisores laterales externos fueron también cambiados, configurándose unos armazones robustos y de estética futurista.

Gracias al uso del diseño generativo, se consiguieron resultados plenamente satisfactorios en mucho menos tiempo, ya que este sistema elimina la necesidad de dibujar una gran cantidad de bocetos manualmente. Lo que se hizo, sobre todo, fue aplicar restricciones al software, por ejemplo: determinar que un elemento del vehículo, como el armazón de los asientos, fuese más grande o  con capacidad para soportar más peso en una condiciones concretas y determinadas. Básicamente, se proporcionó información física y el software se encargó de generar múltiples diseños que se ajustaban a esos parámetros.

El potencial del diseño generativo es enorme, ya que al combinar la ingeniería humana con la inteligencia artificial, permite obtener diseños de gran belleza y funcionalidad, así como también predecir problemas y solucionarlos antes de que se produzcan.

El diseño generativo consiste en la creación del diseño de una geometría basado en la generación automática de múltiples simulaciones. Con Autodesk Fusion 360 es posible emplear la funcionalidad de diseño generativo con flexibilidad, rapidez y solvencia.