La nueva Torre de Alta Tecnología en Luanda (Angola), actualmente en pleno proceso de construcción, es un significativo ejemplo de las altísimas cotas que se pueden alcanzar cuando se fusiona una nueva visión de la arquitectura con la tecnología de vanguardia.

LERA Consulting Structrural Engineers ha dirigido el diseño de este majestuoso edificio de 90.000 metros cuadrados que incluye: viviendas residenciales, oficinas, locales comerciales y un centro de convenciones. Un proyecto futurista estructurado en dos torres conectadas por un puente donde se ha incluido una espectacular piscina.

Este innovador proyecto se ha basado en el uso de la tecnología de diseño computacional más avanzada y en la puesta en marcha de flujos de trabajo de arquitectura e ingeniería totalmente integrados, creando sinergias colaborativas entre los diversos profesionales muy fructíferas e interesantes.

Proyectos de la mano del diseño computacional

La complejidad tecnológica de este proyecto obligó a su equipo de ingenieros y arquitectos a realizar un intenso trabajo de coordinación e integración de software y plataformas. El equipo de LERA puso en marcha un circuito de automatización de ingeniería tomando como base una plataforma de interoperabilidad desarrollada a medida, complementada con scripts de Autodesk Dynamo personalizados. A partir de aquí, se utilizó el modelo Rhino para los trabajos de arquitectura que, posteriormente, fueron traducidos al software de análisis de elementos finitos. La integración e interconexión de todo este flujo de trabajo fue posible gracias al procesamiento de toda la documentación generada con softwares BIM.

Se usó también una plataforma de realidad virtual totalmente personalizada, desarrollada ex profeso para este proyecto, consiguiéndose una proyección realista y detallada hasta la mínima expresión sobre cómo quedará el edificio una vez se construya físicamente.  Dicha herramienta de alta tecnología, ha conseguido unos niveles de coordinación entre el equipo de arquitectura, el del ingeniería y el promotor nunca vistos hasta ahora.

Racionalización, coordinación y eficiencia cómo elementos diferenciadores

Este proyecto a puesto a prueba la capacidad de coordinación de un equipo numeroso y multidisciplinar y de las distintas herramientas de trabajo, con el fin de poder crear un diseño único donde las distintas piezas del engranaje encajen perfectamente.

Por citar uno de lo retos concretos de este proyecto, ha sido necesario, por ejemplo, analizar la geometría de cada piso del edificio para determinar las conexiones óptimas entre columnas y losas, así como también realizar múltiples análisis SPA de la función final del edificio.

El principal valor y factor diferencial de estas nuevas torres de Luanda es su innovación en la visión integral del proyecto, lo que ha influido en todos sus aspectos: arquitectónicos, de ingeniería y hasta combinación de usos. Un diseño con un porcentaje tan alto de innovación requería liberar a los ingenieros de los tares más repetitivas y con menos valor añadida. Y esto se ha logrado con creces gracias a los procesos de automatización y la integración de datos procedentes de aplicaciones y software distintos.

Productos relacionados