5 puntos para transformar la planificación urbana luego de la COVID 19

Los interrogantes sobre el futuro de las ciudades aumentan a raíz de la pandemia del año 2020, provocando que temas que se creían superados o simplemente nunca fueron estudiados ahora quedan expuestos demostrando puntos débiles en el urbanismo previo al COVID 19.

Tópicos como la habitabilidad, la gobernanza, la cohesión social, la movilidad, el respeto al medioambiente y la planificación urbana se han visto afectados, provocando que las ciudades comiencen a trabajar en un futuro ajustado a las limitantes de la planificación urbana.

¿Cómo será la ciudad Post COVID-19?

Los cinco puntos débiles del urbanismo actual frente a la pandemia

La habitabilidad y la cohesión social los puntos críticos de las ciudades contemporáneas, y en España se evidencia una marcada desigualdad en las características de las unidades residenciales y la configuración de los barrios. Las familias ahora migran de apartamentos céntricos pero de reducidas dimensiones, a zonas más alejadas pero con pisos amplios, donde las áreas comunes, los balcones y las terrazas son una prioridad.

El respeto al medioambiente en las ciudades europeas ha ido ganando terreno, impulsado por las normativas para el bloque de países. La nueva vida urbana Post-Covid requiere de espacios abiertos amplios, donde la naturaleza es el conector ente los barrios con parques y bulevares, facilitando que las personas circulen manteniendo las distancias. En Barcelona ya se ejecutan programas como el Plan del Verde y la Biodiversidad o el Plan de Azoteas Vivas y Cubiertas Verdes, ambos buscan crear una red de espacios naturales.

La movilidad también ha visto afectada su evolución. Los esfuerzos de las autoridades se han enfocado en la disminución del uso del coche, como en el caso de Madrid Central, que busca transformar el centro de la ciudad en una zona de bajas emisiones, restringiendo el tráfico vehicular y dando paso al caminante, la bicicleta y los buses. En este tópico la pandemia ha afectado los planes gubernamentales, debido a que el ciudadano está buscando el aislamiento y se cuestiona el regreso al uso del vehículo privado.

¿Cómo será la ciudad Post COVID-19?

Vista actual del crecimiento en Barcelona – Cortesia Ayuntamiento de Barcelona

El reto de la gobernabilidad y la planificación urbana

La gobernabilidad se transforma drásticamente, la digitalización para facilitar los trámites se aceleró reduciendo a cero las fases de adaptación al cambio tanto para trabajadores como ciudadanos. A mediano plazo esto traerá beneficios como la disminución de la burocracia, pero en las etapas de adaptación se corre el riesgo de la exclusión de grupos menos dados al uso del móvil o los ordenadores.

La planificación urbana ahora tiene nuevas preguntas que responder. La tendencia era ir hacia una disminución de las áreas de las viviendas, como ejemplo está la propuesta no aprobada para la construcción de pisos colmena de 3mts2 en Barcelona. Pero luego del confinamiento las unidades de 40mts2 recomendadas por la ONU se quedan pequeñas, abriendo la interrogante sobe cómo deben ser los nuevos pisos y las edificaciones residenciales.

Con las edificaciones para oficinas ocurre lo contrario. Muchas compañías han experimentado por obligación el teletrabajo, provocando que las grandes superficies corporativas queden desoladas sin saber una fecha de retorno.

Los cinco puntos antes explicados son una pequeña muestra del debate actual sobre el futuro de las ciudades. Las respuestas a estas problemáticas requerirán de instituciones efectivas y creativas, capaces de innovar en condiciones de adversidad donde los profesionales del urbanismo son claves para el éxito de las urbes post-covid.

Productos relacionados