Si llevas mucho tiempo en el sector, es muy posible que hayas escuchado aquello de “la oficina sin papeles” tan en boga a mediados de los 90. Sin embargo, unos cuantos años más tarde, los dibujos en 2D siguen siendo parte del día a día en cualquier oficina técnica.

La pregunta es, ¿realmente deben serlo?

En los días previos al CAD, compartir la información con un proveedor externo o un cliente era toda una aventura yendo de acá para allá con rollos de papel embutidos en un tubo, pero afortunadamente, en la era de internet las cosas han cambiado mucho y, aquí sí, el papel prácticamente ha desaparecido por completo.

En este artículo voy a contarte cómo Inventor, con ayuda de los archivos DWF/DWFx puede ser de ayuda en esta tarea tan aburrida pero necesaria que es compartir información de un diseño sin la necesidad de enviar el modelo 3D sólido, de una manera rápida y efectiva.

PDF, sí pero no

A pesar de que posiblemente sea el método más popular, voy a descartar el formato PDF en su versión 2D porque al fin y al cabo no es más que una impresión digital y no guardan la trazabilidad.

Ocurre lo mismo con los PDF 3D. Los PDF son un tipo de formato muy extendido, pero en mi opinión ofrecen pocas ventajas respecto al resto de métodos para compartir información que vamos a ver en este articulo y, por añadidura, al igual que los PDF 2D precisan de un editor externo y de pago para poder incluir marcas y anotaciones de revisión en ellos.

DWF, un veterano al pie del cañón

Empecemos por un viejo conocido antecesor en el mundo del CAD de los, en la actualidad, estandarizados PDF. Se trata de los archivos DWF y DWFx.

Para iniciar la creación de un fichero de este tipo ve a Archivo | Exportar | Exportar a DWF.

El cuadro de diálogo emergente ofrece una serie de interesantes opciones cuyo objetivo principal es establecer limitaciones sobre qué datos se comparten.

Este tipo de exportación resulta interesante porque, a diferencia de los archivos PDF, permite agrupar en un mismo archivo el modelo 3D y toda la documentación 2D generada a partir de él, pero como contrapartida, en un principio requiere de un visor específico llamado Autodesk Design Review.

Este programa no es un simple visor ya que permite marcar, imprimir y realizar un seguimiento de los cambios en archivos 2D y 3D. Es gratuito y lo puedes descargar desde:

https://www.autodesk.com/products/design-review/download

Nota: Mediante Archivo | Guardar como | Guardar copia como… también es posible exportar la información en formato DWF o DWFx.

Inicialmente, el modelo 3D y los planos en 2D se obtienen mediante exportaciones independientes. Si lo que necesitas es tenerlo todo agrupado en el mismo archivo, con cualquiera de los DWF activos en una sesión de Autodesk Design Review, arrastra y suelta en el panel denominado Miniaturas el DWF el fichero con la información que desees incorporar y guarda el cambio efectuado.

Ahora, una vez creado el archivo combinado, lo más habitual es enviarlo por correo. No es una mala práctica dado que este tipo de ficheros suelen ser relativamente ligeros, pero estaríamos perdiendo la agilidad que nos permite compartir y trabajar de forma colaborativa. Además, ¿qué alternativa tengo si la persona que ha de recibir la información no quiere instalar Autodesk Design Review?

Vayamos entonces a la nube que para eso estamos en el siglo XXI.

  1. Accede al Visor online de A360 desde la pestaña Recursos | panel Productos relacionados | orden Visor de A360 o bien, introduce la URL https://viewer.autodesk.com/ en el navegador de Internet e ingresa tu nombre de usuario y clave.
  2. Sube el DWF o DWFx obtenido con anterioridad.
  3. Comparte el enlace con los usuarios que desees.

El registro es gratuito y opcional, pero si el receptor no se registra, aunque podrá ver y medir sobre el 3D o 2D, no podrá incluir marcas de revisión ni enviar comentarios directamente.

Ten en cuenta que este visor es una potente herramienta capaz de leer hasta 80 formatos de archivos diferentes incluyendo los documentos 2D multi hoja exportados desde Inventor y además permite conservar el historial de revisiones.

Las vistas compartidas

Una alternativa rápida a todo este proceso que he descrito con anterioridad es trabajar con las Vistas compartidas.

Su principal ventaja es que puedes ver y responder a los comentarios y administrar la vista compartida directamente desde Autodesk Inventor. Su punto débil es que, al estar enfocadas al trabajo en 3D, no es posible obtener una vista compartida de un documento 2D multi hoja completo, debes compartir las hojas de manera individual.

Para compartir una vista:

  1. Carga el componente, ensamblaje o documento 2D a compartir.
  2. Dirígete a la pestaña Colaborar | panel Compartir | orden Vistas compartidas.

Esto hará que aparezca un nuevo panel a la derecha del área de trabajo. Se trata del gestor de Vistas compartidas. En él puedes encontrar todas las vistas compartidas con anterioridad y los avisos de las vistas que contienen comentarios.

Desde este panel también puedes, lógicamente, visualizar los comentarios recibidos, responderlos en caso de ser necesario y cerrar el proceso de revisión dando por resuelta la tarea.

3. Comparte la vista seleccionando la opción Nueva vista compartida.

En pocos segundos esta acción genera un enlace que puedes compartir con la persona o personas interesadas.

En este punto, de nuevo cobra protagonismo el Autodesk Viewer ya que es la herramienta online que el receptor de la vista va a tener que usar para efectuar la revisión.

Diferencias entre el formato DWF y DWFx

Según reza la ayuda en linea de Autodesk, DWFx es la versión más reciente del formato de archivo DWF. DWFx se basa en XML Paper Specification (XPS) y, por lo tanto, se puede ver e imprimir con Microsoft XPS Viewer.

Los archivos DWFx suelen ser más pesados que el archivo DWF correspondiente. Normalmente, se utiliza el formato de archivo DWFx para compartir datos de diseño con revisores que no pueden instalar Autodesk Design Review, pero no permite la inclusión de marcas o anotaciones.

(*) XPS Viewer es un programa gratuito que se distribuye con el sistema operativo Windows.

Conclusión

El mundo del CAD es una enorme Torre de Babel en la que cada sistema tiene su propio formato de archivo. Nosotros, como creadores de información digital, estamos obligados a empatizar con proveedores y clientes poco versados ofreciendo la información necesaria en cada ocasión de la manera más simple posible, evitando instalaciones innecesarias de programas complejos y, sobre todo, no suministrando datos sensibles de nuestras creaciones.

Los archivos DWF combinados con Autodesk Viewer pueden ser una herramienta a tener en cuenta a la hora de compartir cualquier tipo de información relacionada con nuestros diseños y productos.

Autor