Una transformación que abarca desde las cadenas productivas hasta la experiencia de usuario

La suma entre los avances tecnológicos y la transformación de los intereses de los consumidores, donde el diseño diferenciador, la sostenibilidad y la personalización tienen cada vez más cabida, están alterando los procesos con los que tradicionalmente se desarrollan los productos. La digitalización está ayudando a cumplir estos nuevos requerimientos a través de cinco beneficios que aportan valor.

Cortesía de BAC Y UNDER ARMOUR

1. Personalización masiva

En años anteriores la producción de bienes estaba limitada por rígidas cadenas manufactureras donde las alteraciones para generar productos diferenciados no era una posibilidad por sus elevados costos y la obligación de detener la producción.

Actualmente la personalización masiva es posible empleando avances de la digitalización como el diseño generativo, la fabricación aditiva y la robotización que permiten flujos productivos ágiles capaces de adaptarse a los requerimientos particulares de los consumidores.

UA Architech es un modelo de zapatos deportivos de Under Armour que cuenta con  una suela impresa en 3D y diseñada generativamente para brindar amortiguación y soporte. En un futuro próximo, el diseño generativo podría llevar a la personalización masiva del calzado deportivo en función de la forma del pie de un atleta olímpico y las necesidades específicas de su rendimiento.

2. Fabricación flexible

La incorporación de tecnologías como la impresión 3D y el CNC facilitan las de series de producción cortas. Esto se origina debido a un proceso de fabricación automatizado que va del software de diseño directamente a la maquina de fabricación en un solo clic.

El uso de materiales como los filamentos para la fabricación aditiva son de muchas naturalezas y acabados, creando una variedad infinita de posibilidades sobre un mismo producto.

Autodesk ha introducido una extensión para Fusion 360 donde hace accesible a sus clientes una herramienta de diseño generativo enfocada a la Industria 4.0 y la fabricación flexible.

Cortesía de Rockwell Automation y Ludus

3. El trabajo colaborativo automatizado y digital

La comunicación entre los diseñadores y las fábricas tradicionalmente se daba al inicio y al final de los proyectos. Creando en el intermedio una fase con poco feedback y control para lograr el producto deseado, ocasionando que modificaciones finales resultaran imposibles o muy costosas.

La digitalización incorpora un valor agregado con herramientas para una comunicación fluida, segura e integrada con la documentación, en la que se puede compartir modificaciones en los diseños, inputs de los interesados tanto en el ámbito creativo o productivo, y que además se comparten en la nube y automatizadamente.

Rockwell Automation está trabajando para optimizar el flujo de datos entre sus soluciones digitales para permitir a los clientes diseñar, distribuir y poner en marcha virtualmente los sistemas de fábrica para lograr la optimización y disminución del riesgo en sus procesos.

4. Experiencia de Usuario

Los clientes son ahora más exigentes que nunca, quieren que las marcas ofrezcan valores agregados como la personalización, la sostenibilidad y la responsabilidad social, pero manteniendo la calidad, unos precios accesibles y una experiencia de compra inigualable. Poder disfrutar y configurar los productos previamente a su compra les facilita la toma de decisiones y permite a las empresas aumentar el enganche inicial de los compradores.

Soluciones como la Realidad Virtual, la Realidad Aumentada y la Realidad Mixta son soluciones digitales que están a la mano de los departamentos de ventas para mantener y captar la atención de clientes.

La empresa LUDUS ha desarrollado herramientas digitales inmersivas que están siendo empleadas por importantes marcas para mejorar la experiencia de sus usuarios. Entre sus clientes resaltan las compañías Vodafone, Naturgy, BASF o ThyssenKrupp.

Cortesía de Autodesk

5. Servicios conectados digitalmente

Las marcas y clientes buscan establecer relaciones continuas y duraderas, donde el rendimiento y el valor tengan una mejora constante. Los productos de suscripción están en boga y la digitalización es ideal para mantenerlos e incrementarlos. Ofrecer soluciones a los compradores donde a través de plataformas virtuales puedan personalizar y solicitar los productos para que lleguen directamente a sus hogares es un valor agregado de la digitalización.

La búsqueda de Autodesk por mejorar la comunicación interna en sus clientes es una constante en el software desarrollado por la marca. Una de las áreas más complejas es la construcción, por lo tanto se ha lanzado el producto Autodesk Construcción Cloud que facilita a los promotores, diseñadores e ingenieros mejorar los resultado comerciales al centralizar toda la información en una única plataforma.

Las cinco aportaciones de la digitalización al diseño y fabricación de productos son una muestra de los cambios que está sufriendo la manufactura en su migración a la Industria 4.0, temas que forman parte del presente y no del futuro, por lo tanto asumirlos generará beneficios tanto a clientes como para los fabricantes.