165 nuevos roles se crean con la fabricación automatizada

La transformación digital en las fábricas produce alteraciones en los flujos de trabajo originadas, en parte, por la aparición de los robots como nueva mano de obra. Las estadísticas muestran resultados variados sobre los porcentajes de pérdida de puestos de trabajos versus la creación de nuevos roles, pero lo que sí está claro es que el cambio ya ha llegado y es necesario adaptarse para formar parte de esta nueva estructura de la fabricación automatizada.

6 claves para una fabricación basada en la colaboración Humano - Robot

Las estadísticas del cambio hacia una fabricación automatizada

Los números que surgen de estudios hechos por las instituciones más importantes del mundo son diversos pero muestran una tendencia. La Universidad de Oxford predice que un 47% de los trabajos desaparecerá en 25 años en los Estados Unidos, por su parte el MIT y la Universidad de Boston hablan de 2.000.000 bajas en empleos hasta el 2025. La consultora PwC estima que en el Reino Unido la pérdida rondará el 25% en 2035.

La pandemia de la Covid-19 está acelerando aún más este proceso. Muchas empresas han redoblado sus esfuerzos para digitalizarse buscando evitar el contacto humano en actividades fácilmente automatizables y disminuir el riesgo por las ausencias de personal o las restricciones gubernamentales.

A todo este panorama se suman los beneficios agregados de contar con la Inteligencia Artificial en las cadenas productivas. Por una parte, existen incentivos de los países para dar el paso a la automatización, mediante la reducción de impuestos que redunda en menos inversión a largo plazo y aligera las responsabilidades con los empleados.

6 claves para una fabricación basada en la colaboración Humano - Robot

¿Nos quedaremos sin trabajo por culpa de los Robots?

La duda está sobre la mesa, pero la realidad es que el camino hacia la Industria 4.0 es un proceso que lleva ya años y ha significado un ajuste en el engranaje productivo, pero que no ha dejado de lado a los operarios. Por un lado, las actividades administrativas y de montaje rutinarias son absorbidas por las máquinas, pero también se han creado un sinfín de labores en áreas como la sostenibilidad, la automatización y la convergencia.

Para asumir una colaboración Humano-Robot óptima es necesario tomar medidas desde las empresas que garanticen el éxito en la transformación, y entre ellas se proponen las siguientes estrategias:

  1. Las habilidades humanas son indispensables y preservarlas garantizará el éxito de las fábricas digitales. La creatividad, el pensamiento crítico y la inteligencia emocional son inherentes a la humanidad. Captarlas, preservarlas y reforzarlas marcará la diferencia con la competencia.
  2. La comunicación interna y con los clientes también debe digitalizarse. Las empresas de software diseñan soluciones integradas que crean un trabajo colaborativo fluido, automático y accesible.
  3. La resistencia al cambio provocará que la migración digital parezca más complicada de lo que es. Las personas están acostumbradas a realizar sus actividades de una forma y ajustarlo aumentará sentimientos como la vulnerabilidad a perder el trabajo o la frustración.
  4. El cambio no se dará de un momento a otro, requerirá de la creación de planes formativos personalizados y que estén acompañados de los mejores consultores aligerará las actividades transformadoras.
  5. Los nuevos empleados estarán mejor adaptados a los procesos digitales que el personal con experiencia previa en la automatización, así que tendrán el rol de catalizadores digitales y serán una palanca para incluir las nuevas tendencias en los grupos de trabajo.
  6. Promover planes con centros formativos adaptados a la realidad de las empresas permitirá que el talento creado esté en consonancia a los nuevos requerimientos de las empresas y que exista un trabajo simultáneo y enriquecedor para todas las partes.

Dar un paso adelante en la transformación digital debe estar en los planes estratégicos de las empresas para dar respuesta a las necesidades de personal con las habilidades para asumir un aproximado de 165 nuevos roles que se crean con la automatización. La colaboración Humano-Robot es una realidad, y tanto empresas como trabajadores tienen el reto de asumirlo en los próximos años.

Productos relacionados