La digitalización es fundamental para el futuro de una construcción colaborativa e industrializada

La industria AEC ha sufrido una ralentización en la industrialización de sus procesos, a diferencia de otras como la automovilística o la aeronáutica. La llegada de los modelos BIM, el trabajo en la nube, la automatización y las tendencias sostenibles han agilizado la migración a un nuevo modelo de trabajo y el Excellence Talks con Finsa & Gradhermetic se adentra en estos cambios.

La construcción industrializada por Finsa y Gradhemertic 

Instalaciones de FINSA – Cortesía FINSA

Dos empresas con trayectorias que se complementan para innovar

Los colaboradores de esta Excellence Talks pertenecen a las empresas Finsa y Gradhermertic, dos referentes en la arquitectura y construcción española. De parte de Finsa participaron Jacinto Segui – Technical Consultancy & prescription Director en Finsa y Javier García – IT Director en Finsa. Por Gradhermetic asistió Pau Tortosa – Coordinador de la Oficina de Proyectos.

Finsa es un grupo industrial español con 90 años de existencia que cuenta con sedes en más de 11 países. Sus 12 plantas de producción, 3.330 trabajadores y ventas de más de 917 millones de euros los convierten en una de las empresas más importantes en la fabricación de componentes para la construcción, la arquitectura y el interiorismo. Se especializan en la madera y sus productos van desde tableros, suelos laminados, cubiertas, muros, encofrados entre otros muchos componentes.

Por su parte, Gradhermetic es una empresa española con una trayectoria de más de 60 años y su enfoque es aportar soluciones técnicas y decorativas para componentes de protección solar, techos metálicos y revestimientos, que suponen una mejora en la gestión energética, el confort y la estética de los edificios. Sus productos están fabricados en aluminio reciclado, madera y acero.

La construcción industrializada por Finsa y Gradhemertic 

Producto Gradpanel Thermopine – Cortesía Gradhermetic

Una colaboración profesional por el futuro de la construcción industrializada

La colaboración entre ambas empresas surgió hace tres años por la necesidad de Finsa de lograr un producto de madera sostenible que diera respuesta a la necesidad creciente de componentes de este material en la construcción, particularmente para las fachadas. Con este producto la empresa lograría adentrarse en otras áreas de la cadena constructiva a mayor escala.

El departamento técnico, conformado por arquitectos, diseñadores industriales e ingenieros lograron, mediante un proceso de investigación, un producto de madera termotratado naturalmente, en el que a través de la deshidratación se logra una eficiencia total a la intemperie. El equipo de Finsa requería entonces desarrollar un sistema industrializado para poder llevar la propuesta a las fachadas, área en la que Gradhermetic es especialista y por lo tanto se dio inicio la colaboración.

Basados en estas premisas, los equipos diseñaron un sistema de elementos de protección solar denominado Gradpanel Thermopine, totalmente industrializado, sostenible, con un impacto sobre el medio ambiente reducido y 100% reciclable, que ofrece resistencia, capacidad de personalización y mejora del confort.

La construcción industrializada por Finsa y Gradhemertic 

Detalles Producto Thermopine – Cortesía Gradhermetic

Los beneficios de una construcción industrializada

El proceso colaborativo requirió de herramientas digitales que aportaron la base para la co-creación, donde la comunicación, el registro de actividades y modificaciones de la documentación automatizada, así como el repositorio de información en la nube fueron indispensable para el éxito de este proyecto.

Pero la idea es que la automatización no se quede sólo en la etapa inicial de la formulación de productos, se aplicará también en las fases de comercialización y luego en la salida a mercado para evaluar el funcionamiento en la realidad. En palabras de Javier García, Director de Tecnología de Finsa:

“La tecnología no es solo un elemento facilitador, sino también un habilitador para poder escalar un proceso global siendo colaborativos, donde intervienen múltiples actores.”

El objetivo es aumentar la eficiencia del sector, convirtiendo a los fabricantes de productos en más que unos proveedores distantes, para ser ahora unos partners en el desarrollo de componentes y su instalación. Para lograrlo, la tecnología Cloud es indispensable como plataforma para la comunicación automatizada, centralizada y accesible.

Las empresas como Finsa y Gradhermetic tienen un importante rol como anfitriones de las tecnologías avanzadas colaborativas y en ello siguen trabajando. La idea es que sus clientes cuenten con su apoyo para avanzar en la digitalización de la construcción.

Autores